lunes, 26 de febrero de 2018

Planteándome cosas irrelevantes y demás galimatías de peterpan de mierda

Quizás me cambio de trabajo. Sí, ¿por qué no? Pero no es algo seguro. Es como digo un "quizás". Me lo llevo planteando meses pero como soy algo lento de reflejos y mis ritmos no son tan acelerados como pretendo hacer ver (cosas que tiene ser una marmota a tiempo parcial...) pues parece que ya va siendo hora de hacerlo de verdad. Pero para poder hacerlo efectivo necesito primero hacerme el CV, que lo tengo muy desactualizado. Sí, hay que hacer el currículum. En inglés, que resulta que si quiero comerme un colín en alguna empresa privada chupiguay es mandatory que el CV sea en inglés. Y ya que estoy, creo que debería también empezar a hablarlo con más fluidez, no como un pato mareado y borracho con alzheimer. Bien, bien, pues lo tendré que hacer, ¿no? Ahora tengo como que tres o cuatro oportunidades que debería aprovechar pero si tengo que ser sincero, me dan bastante pereza, porque nunca me he considerado ni un experto en nada ni un líder ni nada de nada. Soy un currante listo, con memoria muy selectiva y que suele intentar hacer las cosas lo mejor posible. Pero claro, en el mundo en el que vivo hay que ser el más-mejor-la-tengo-mega-larga. Y de paso, no tengo vida, ¿para qué? La vida fuera del trabajo es de losers. Literal. Somos lo que hacemos en nuestro curro. ¿No era en realidad "somos lo que comemos"? Ni idea, demasiados slogans publicitarios como para recordarlos todos. Total, que estoy aquí perdiendo el tiempo como siempre en vez de hacer algo productivo, como hacer de una puñetera vez el CV en inglés... Total, que quizás hago una partida al PUBG y me voy a dormir, que tengo sueño, frío y pocas ganas de usar las neuronas.

Buenas noches y que tengan un buen día.

sábado, 3 de febrero de 2018

Año nuevo, hobbies viejos

Happy New Year :insertar aquí emoji de globos y el del confetti: 

Ya sé que estamos a 2 de febrero, pero qué más da.

En mi última entrada, allá por el final del verano del año pasado, mencioné mi nuevo-viejo hobby: leer fanfics. En concreto, fics de PLL con temática Emison principalmente (aunque también se han colado alguno de Paily, Spemily y Hannily). Todos en inglés. Bueno, menos un 0,03%, que estaban en español-latino o en francés.

Nada como saber idiomas.

Pues eso, que me he pasado la mayor parte de mis ratos libres leyendo fics desde verano. En trayectos de metro, antes de ir a dormir o en los descansos del curro. A eso he dedicado mi tiempo en estos últimos siete u ocho meses. Y he leído (y releído incluso alguno) un montón. Muchos fanfics. Más de cien o doscientos, y no estoy exagerando; es lo que dice mi historial de fanfiction.net XD.

Vale, primero tengo que confesar que soy un lector pésimo. Suelo dar saltos cuando leo. Saltos importantes a veces (odio la paja, soy muy milenial). Voy para delante y para atrás constantemente; pocas veces soy capaz de respetar el orden que el autor le ha dado a su obra. Desde que tengo uso de razón. Siempre ha sido así. Pero a pesar de todo me he leído bastantes obras enteras así (el más épico fue leer Los pilares de la Tierra. Diox, me lo leí con veinte años y en mi cabeza la historia se parece más a Lost, con flashback y eso...).

Vaya, me he vuelto a ir por las ramas...

Bueno, que soy lector de facfics. Pero ahora no sólo de fanfics, también leo historias originales por internet de peña loca en una plataforma llamada Wattpad. Esas historias también las leo en inglés, por costumbre.

En Wattpad te encuentras de todo: historias malísimas que no tienen ni pies ni cabeza dónde lo que prima es describir escenas sexo tórrido y muy fantasioso (rollo 50 sombras de Grey, el cual no he leído ni visto; pero en mi defensa puedo decir qué sé de qué hablo porque E. L. James viene del mundo fanfic) e historias más interesantes, con personajes bastante bien desarrollados y tramas más o menos decentes.

Pero la verdad es que abundan más historias de las primeras, cómo no. Todos quieren ser el próximo 50 historias de Grey. O eso o sólo conocen ese tipo de historias. Pobre gente.

Por cierto,

  • Fact #1: por el tipo de historias que leo (muchas se podrían etiquetar como YA o young adult, aunque alguna historia teen también cae...), me he dado cuenta que casi todas las historias están escritas por mujeres. El fandom está plagado de mujeres escritoras.
  • Fact #2: por el tipo de historias que leo me doy cuenta de que los tiempos han cambiado mucho desde mi adolescencia. Los temas incluyen una sexualidad más diversa. PERO también percibo que la mayoría de las autoras acaban describiendo relaciones de pareja MUY TÓXICAS. Mucho, sobre todo en las historias teen (y se nota que los mismos autores o son adolescentes o hace poco que dejaron de serlo). Celos, abusos, interacciones entre pareja poco sanas... Muy preocupante si tengo que ser sincero.
  • Fact #3: hay gente que no sabe escribir y le da igual. Eso no ha cambiado nada, en el 2000 también solía pasar. Hay gente que puede llegar a tener ideas bastante interesantes pero la ejecución de las mismas acaba siendo terrible y nefasta. También es verdad que se nota que muchos suelen ser adolescentes o veintiañeros, todos con mucha imaginación y educados con Instagram, Messenger (de Facebook, no el del Hotmail, que eso ya no existe), Whatsapp o Snapchat (hay fics o historias que son básicamente interacciones en estas plataformas, no es coña)

Tengo en mente un nuevo proyecto (a ver si este llega a mejor puerto que los anteriores...): reviews de fanfics e historias que he ido leyendo en Fanfiction.net, Wattpad e Inkitt (esta última plataforma la acabo de descubrir y tiene historias con mucha mejor pinta que las que hay en Wattpad).

Y cómo se puede ver, leer ha hecho que vuelva a escribir. Bueno, más o menos. Quizás retomo lo de escribir fanfics... Ya se verá.