viernes, 31 de diciembre de 2004

Feliz Año Nuevo

Cómete las uvas, ponte algo rojo... Con el año nuevo todo el mundo invoca a la suerte. ¿Quién sabe? Quizás el año 2005 (por el culo te la... xDDDDD) nos sorprende haciéndonos millonarios, o mejor aún, mejores personas.

Y esta noche... ¡FIESTA!

Mañana será otro día.

miércoles, 29 de diciembre de 2004

Propósitos de año nuevo

Cuando el Fin de Año se acerca la gente tiende a pensar en que se cierra un ciclo (imaginario). El nuevo año abre unas puertas; el viejo cierra otras tantas. Muchos, yo incluida, nos dedicamos a hacer una lista de buenos propósitos, de sueños (imposibles en muchos casos) que queremos tocar con los dedos. Unos deciden que irán más al gimnasio porque se quieren poner en forma; muchos otros deciden dejar de fumar, no beber tanto y estar más tiempo con los suyos; alguno piensa en que ya es hora de cambiar de aires y pasar hoja.

¿Y yo? Yo quiero que todo lo conseguido durante los doce meses del 2004 no se pierda mientras atravieso el 2005. Así de sencillo. Aunque mejor concretar un poco, ¿no?

  • Quiero que mi relación de pareja cumpla su primer añito de vida :D
  • Quiero que mis padres sepan que tengo una novia fantástica (sin que ello les suponga ningún trauma)
  • Quiero irme de viaje con mi novia (ya sea al pueblo de al lado :p) porque eso significara que aún estaremos juntas ^O^
  • Quiero tomarme más en serio la carrera (hay que avanzar, o sino...)
  • Quiero no tener tanto miedo de mi misma y de lo que siento
  • Quiero recuperar algo de lo que perdí hace ya años: mis sueños, mis ilusiones...
  • Quiero aprender a comprender a los que me rodea, tener más tacto y menos orgullo
  • QUIERO SER YO MISMA, para así dejarme de complejos y para dejar de mirar atrás
  • (Quiero... ser millonaria xDDDDDDDDDD -> pfffffffffffffffffffffffffffffff)


Y eso... Feliz año 2005 (por el culo te la hinco ^^UUU)

lunes, 27 de diciembre de 2004

Navidad, ¿dulce Navidad?

Hubo un tiempo en el que la Navidad significaba para mi PAZ, AMOR y ALEGRÍA. Pero entonces mi mundo dio un giro de 180º y todo se fue al garete. De la noche a la mañana, las festividades navideñas se convirtieron en una especie de maldición.

Hoy en día, la Navidad me deprime.

¿Y todo por qué? Porque me enamoré de la Luna. Lo bueno es que ahora ese sentimiento ha dejado de ser lo que era (es decir, una obsesión enfermiza), pero aún así la Navidad sigue deprimiéndome. ¿Razón? Quizás porque con el tiempo la ilusión se perdió por el desagüe del retrete...

Lo que más me gustaba de la Navidad eran los villancicos. Melodías simples y letras realmente estúpidas, pero había algo en estas canciones que me emocionaba profundamente. Siguen gustándome, pero ya no es lo mismo.

¿Alguien sabía que en el Reino Unido hubo una época en la que se prohibió la Navidad? Se decía que era una época del año pecaminosa, una fiesta orgásmica y lasciva ^^UUU. Si no recuerdo mal, rondaba el siglo XVIII-XIX. ¡Qué cosas!

Es igual... Definitivamente la Navidad no me gusta en absoluto.

jueves, 23 de diciembre de 2004

Soy cursi. Soy freak. Soy yo.

Me gusta mucho el color rosa fucsia. Me gustan mucho las canciones de amor lentas y suaves. Me gusta la poesía. Me gustan las historias románticas. Me gusta...

Hay quien dice que soy cursi.

Pero a la vez me gustan los videojuegos de lucha y los de acción, los petardos que más ruido hacen, el color negro y el fútbol. También me gusta leer cómics y mangas, ver películas clásicas y animes, el yuri y el shoujo ai (*), dibujar, escribir, escuchar y comprar música de todo tipo (sobre todo de grupos como The Corrs, Muse, LOdVG, ECdL, Nirvana, Oasis, BSO's...), cantar, tocar la guitarra...

Hay quien insinúa que soy freak.

No puedo negar que me gusta el frío del invierno, que me gusta la arena de la playa. Tengo que confesar que me apasionan las chicas femeninas y dulces como Andrea Corr (la cantante de The Corrs) y que no soporto los días demasiado calurosos; que en (muchas) ocasiones sueño despierta y que me encanta comer helados, sobre todo cuando hace frío.

Yo simplemente digo que soy yo misma :-p


(*) shoujo ai = del japonés, historias románticas sobre chicas enamoradas de chicas; literalmente significa "amor de chicas (entre ellas ;-D)". Y yuri... pues que no sólo son románticas xDD

lunes, 20 de diciembre de 2004

Cuando sabes que quieres... y que te quieren

No consigo recordar cuándo la realidad que me rodeaba y que me protegía del exterior se hizo añicos para dar paso a un mundo lleno de desilusiones, malas caras y verdades que habían sido en otros tiempos mentiras. Lo que sí conservo de ese momento tan confuso y oscuro es la sensación de soledad que dejó en mi alma. De pronto estaba completamente sola; las personas que yo creía conocer no eran más que una mera ilusión. O eso fue lo que me empeñé en creer.

Los años me han enseñado que NUNCA he estado sola.

Del mismo modo que he querido, he sido querida. Me ha costado lo mío darme cuenta de ello pero al fin empiezo a ver las cosas tal y como son.

"Todo fluye, nada permanece". Que una persona ya no forme parte de mi vida no significa forzosamente que la haya olvidado. Y seguramente será recíproco; seguramente habrá alguien que me recuerde con cariño.

Esta última semana me ha hecho reflexionar. Me sentía terriblemente cansada de la soledad que inconscientemente me había autoimpuesto sin saberlo y todo de golpe se había vuelto gris. Si no hubiese sido por todas y cada una de las personas que me animaron y apoyaron, seguramente me hubiese hundido aún más y más. A todos ellos, muchas gracias.

viernes, 10 de diciembre de 2004

Jugando a ser poeta

Cuando tenía diez u once años, mi profesor de 5º de EGB nos dijo que debíamos hacer un trabajo sobre nuestro colegio. Así lo hicimos, y para mi sorpresa, mi profesor presentó mi trabajo als Jocs Florals, un concurso literario que se celebra por el día de Sant Jordi. Por aquel trabajo me dieron un libro y una flor. Pero la verdad es que me impresionó tanto el haber ganado algo que me pasé todo el año siguiente pensando en presentar algo que valiese el primer premio.

Presenté una poesía muy simplona que hablaba del agua y no gané absolutamente nada. Pero no me desanimé y en mis dos siguientes años de colegio presenté un cuento y otra poesía. Por lo último recibí el mismo premio que con mi trabajo de 5º.

Cuando llegué a BUP desistí en mi empeño; no tenía madera de escritora. Pero, para ser completamente sincera, nunca dejé de escribir poemas y cuentos. No me he vuelto a presentar a ningún otro concurso literario, ¿y qué? Con los años he conseguido escribir muchas cosas que en mi opinión valen la pena y la satisfacción por mi pequeño tesoro de palabras, historias y rimas es mayor que la de hace diez años, cuando recibí mi primer premio (de consolación).

¿La moraleja de esta pequeña historia? Que, aunque no tenga publicado ni un libro, jugar a ser poeta no está tan mal :P

En definitiva, que arkie es poeta. O al menos eso intenta.

Surcando...
(17/XII/02)

Surcando mares rabiosos
llenos de olas altivas,
de vientos oscuros,
de nubes negruzcas de ceniza viva...

Surcando mares extraños
llenos de olas curiosas,
de vientos tristes,
de nubes de azúcar y niñas jugosas...

Surcando cuan pirata de cuento.
De playa en playa, de puerto en puerto...
Y el alma mía, anclada;
soy pirata sacado de un cuento.

miércoles, 1 de diciembre de 2004

En la montaña rusa

Subes y bajas, bajas y subes, y no vas a ningún sitio. Me miro al reflejo y a veces no me gusta a quién veo. ¿Cómo puedo gustar a la gente si a veces ni yo me gusto? Pero sigo aquí, al pie del cañón, con la esperanza de llegar algún día a mi destino. Porque los días en los que me gusto, me gusto bastante y no todo es tan negro. Voy avanzando...

(Suena un poco pedante, ¿no? En fin...)

Pronto será navidad. Y pronto, también, llegará un año nuevo. Y lo mejor de todo es que este año ha vuelto ha ser más positivo que negativo para mí. Creo que estoy en racha (como el Barça :D)

viernes, 26 de noviembre de 2004

Algo de poesía

"Noche abierta.
El río la luna
llena refleja.
Entonces es
cuando cojo una piedra.
Acierto a su reflejo
y la luna desaparece; mi pena
y mi desesperación
rápidamente aumentan."


(escrito a los 15 o 16 años)

Me miro al espejo y el reflejo me dice que casi no he cambiado con los años. Mi aspecto sigue siendo tan infantil como a los quince. Pero eso no significa que yo no haya cambiado en absoluto.

jueves, 25 de noviembre de 2004

Una rana, dos ranas, tres ranas...

Una rana de papel miraba la luna y suspiraba. Suspiraba de amor y de desesperación. Suspiró durante noches enteras, semanas, meses. Suspiró incluso mientras dormía. La rana sólo sabía suspirar por la luna, hasta que se murió de pena.

Otra rana se miraba al ombligo. Esta rana era suave como el terciopelo, pues era una rana de peluche. Sus grandes ojos apenas brillaban y se veía en ellos tristeza y soledad. Lo único que esa rana sabía hacer era mirarse al ombligo. Y de tanto mirarse al ombligo no vió a la serpiente de cascabel que se la comió.

Y de la nada surgió una tercera rana que no paraba de saltar. Era pequeñita, compacta y de plástico. Una ranita de juguete, con cuerda y todo. Y la ranita saltaba y saltaba, de un lado para otro, porque no podía (ni quería) estarse quieta. Tenía miedo a que una vez parara, dejara de moverse. Y de tanto saltar, tropezó con la rana de papel muerta y cayó al fondo de un estanque lleno de lodo. Jamás pudo salir de allí...

¿Conclusión? Suerte que yo no sea una rana... Lo mío es ser un burrito tozudo y empanado. ¡Qué cosas!

martes, 23 de noviembre de 2004

Un día más

Como ya va siendo habitual en mi, me he vuelto a despertar demasiado tarde como para ir a la universidad. Vamos, que el día no ha comenzado muy bien que digamos. Para colmo tenía un examen del cual no sabía NADA; no sé cómo lo he hecho, pero he calculado mal y he llegado diez minutos después del inicio del mismo. Si el anterior parcial fue un desastre, éste seguro que me hundo.

Cosas de la vida.

En fin... Que aún sigo dando tumbos sin llegar a ningún sitio. Aunque tampoco sé adónde quiero ir, dónde quiero estar. Y pasan los días y veo como todo se me viene encima y como cada vez es más difícil salir del agujero que he ido creando con mi actitud.

Suerte que desde hace siete meses que una luz me acompaña en este camino pedregoso y polvoriento que llaman vida, que sino...

lunes, 22 de noviembre de 2004

Un comienzo...

Me gusta mucho escribir y escribo desde que tengo uso de razón. He escrito en diarios, he escrito un sinfín de poemas, he llegado a escribir historias y cuentos... Pero pocas veces he dado a conocer lo que escribo. Por eso he comenzado esto; porque tengo ganas de expresarme a través de la palabra escrita, de ser yo misma en un mundo que no hace más que darme dolores de cabeza.

En fin... Esto ya es un comienzo, ¿no?