domingo, 19 de junio de 2005

¿de qué tienen miedo?

para muchos yo no debería existir. para otros, simplemente no debería ser. pero soy, pienso, vivo, existo. seré una lesbiana, una extrangera en la tierra que me ha visto nacer y crecer, una mujer... pero por encima de todo soy persona. ¿no tengo los mismos derechos que todo el mundo? ¿por qué no soy bienvenida para algunos?

me indigno al pensar que hay personas que no me consideran su igual. para ellos soy inferior, un ser enfermo e incompleto. soy un error de la naturaleza que no puede ser y que debe ser aniquilado. ¿por qué? no encuentro respuesta alguna. creo que no hay respuesta alguna.

cogito ergo sum. no siempre tendré la razón pero tampoco pretendo tenerla. me equivocaré y me costará reconcer mi error, pero al final tendré que hacerlo. no tengo la verdad absoluta ni creo que la posea nadie. entonces, ¿por qué claman a los cielos que ellos tienen la razón? me siento desconcertada ante tal actitud.

me parece bien que tengan sus propias opiniones, que las digan y que se manifiesten. vale, muy bien, ¿y por qué no? pero no estoy nada de acurdo con esa prepotencia que demuestran. no estoy de acuerdo con toda esta sinrazón de desacreditar, insultar y agredir a otros por ser lo que son. yo no he elegido ser y tampoco voy a mentirme a mi y a todo el mundo.

por último, una ordinariez como cualquier otra: ¡A TOMAR POL CULO!

jueves, 16 de junio de 2005

L(G) = (0)*1(1+0)*

La informática está llena de misterios. Es curioso observar que, cuando digo que estudio (ingeniería) informática, la gente sólo se acuerde de mí cuando su PC se ha escacharrado. Y lo más divertido es cuando digo que no he utilizado el PowerPoint en mi vida y que tampoco sé muy bien cómo manejar el Excel de los paquetes Office.

Llegados a este punto muchos se preguntarán qué cojones hago en esta carrera. El título de este post lo dice bien claro (más o menos). En mi carrera se estudian cosas más teóricas que prácticas aunque, para qué engañarnos, lo práctico que hacemos se nos antoja inútil y tedioso. Bueno, al menos a mi, que odio programar...

Y entonces, ¿por qué estoy estudiando esta puta carrera? Pues porque ya llevo mis años en ella y renunciar sería como tirar la toalla. Y yo no tiro la toalla nunca. Odio admitir que sigo en esta carrera más por orgullo de puedo hacerlo que porque me guste.

Lo peor de todo es que no sé qué pasará después. ¿Trabajar de informática? Un coñazo seguro, aunque todos digan que se paga bastante bien. Pffffffffff... La verdad es que no sé qué quiero hacer con mi vida...

miércoles, 15 de junio de 2005

anestesia general

respiro. mi corazón late. mis sentidos me informan de lo que me rodea. pero no me siento viva. falta algo en mi vida. y, por primera vez, no es un mal de amores lo que me preocupa. no, la realidad es bien distinta. ahora lo que me preocupa es mi futuro, tan borroso y tan poco definido. ¿qué me deparará el mañana? ¿por qué siento como si nada de lo que hago valiese realmente la pena?

y mientras tanto intento alejar esa sensación de la única manera que conozco: huyendo. música, libros, viñetas... cualquier cosa que no tenga nada que ver con lo que en realidad debería estar haciendo. trago y trago cantidades ingentes de basura mientras veo como malgasto el tiempo por miedo. tengo miedo a enfrentarme a la realidad.

patético, ¿no? estoy de acuerdo.

domingo, 12 de junio de 2005

el tiempo corre deprisa

<tic, tac, tic, tac...>

Mientras el último grano no caiga
mi tiempo seguirá siendo mío...

< tic, tac, tic, tac, tic, tac...>

Mientras mi último aliento no escape
mi tiempo seguirás siendo mío...

<tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac...>

¿Pero cuándo lo fue?

<tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac, tic, tac...>

*-*-*

mientras lamento mi falta de tiempo, las oportunidades de hacer algo realmente útil se escapan de puntillas por la ventana. y es que no paro de desperdiciar lo que es más valioso que el oro...

jueves, 9 de junio de 2005

play it again, my friend

Empecé a tocar la guitarra a los trece o catorce años. La verdad es que no recuerdo muy bien el porqué, pero de la noche a la mañana empecé a hacer un poco el tonto con ella. Claro que también tenía el dibujo, patinar y escribir, así que la música se convirtió en un hobby más.

Estuve tonteando con acordes y ritmos simples durante unos tres años. Mi mundo se centraba entonces en otras cosas y la poesía se había hecho un hueco muy importante. Pero entonces vi tocar a Martí, un compañero de clase y aluciné. "Quiero tocar así", me dije a mí misma. Así fue como, con casi dieciocho años, empecé a tomarme un poco más en serio lo de tocar la guitarra. Mis gustos musicales también cambiaron; comencé a mirar con buenos ojos a los grupos clásicos de rock, aquellos que antes no me interesaban en absoluto porque no salían en Los 40 Principales y no estaban de moda. ¡Qué contenta estoy ahora de todo eso! The Beatles, The Doors, Led Zeppelin, Santana... ¡Ah! Y también U2, Nirvana, Oasis, Muse... Aunque a veces escuche The Corrs, Alejandro Sanz o La Oreja de Van Gogh, mis preferencias sobre música han ido evolucionando (diox! sueno tan pedante...)

Mi objetivo ahora mismo es aprender escalas y ritmos. Las pentatónicas mayores y menores ya las tengo aprendidas (más o menos) y ya empiezo a tocar cosas más decentes. Todo un logro.

Lástima que no sepa cantar...

viernes, 3 de junio de 2005

Para Toda La Vida

Yo le doy mi querer al querer
y lo doy para toda la vida.
Si quisiera vivir de placer
me buscaba un amor de cantina.

Y siempre he creído en el amor de por vida, en aquello de hasta la muerte los separe. Claro que en los tiempos que corren este tipo de cosas sólo existen en nuestra imaginación (y en las teleseries juveniles con las que desgraciadamente crecí).