viernes, 27 de enero de 2006

hollywood y demás historias

en misión imposible 2, película que por cierto no he tenido el gusto ni las ganas de ver, sale una españa imposible, con dioses quemándose en un ritual mágico y al mismo tiempo extraño.

por lo visto mezclaron las fiestas de las fallas de valencia con las procesiones de semana santa. una equivocación como cualquier otra, ¿no?

en fin...

hollywood nos vende un mundo que no existe en nuestro plano. todo es atrezzo puro y duro, ficción barata, espectáculo ilusorio. las vidas que se explican no existen, ni siquiera cuando se basan en historias reales. todo ha sido trucado con la intención de ¿qué? ¿poner más color a este insulso mundo nuestro? ojalá no fuéramos tan inútiles y dejáramos de vivir la vida de otros. porque, queriendo o sin querer, esos personajillos que se cuelan en nuestras vidas a través de las películas, se convierten inmediatamente en referentes, en modelos a seguir o a rechazar. seguramente también tienen su punto positivo; por ejemplo está lo de la normalización de los diferentes tipos de familias, personas, religiones u orientaciones sexuales que existen en el mundo.

por cierto, curiosa palabra la de la normalización...

y ahora lo último de hollywood es la apróximación de una cultura que ellos mismo tienen por exótica. ¿qué diferencia hay entre una chica china y una japonesa? pues la misma que entre un español y un sudamericano o un inglés y un australiano. en un mundo tan globalizado, ¿qué importancia tiene que lo expliquen otras voces que no sean autóctonas?

quizás los de la SGAE se lo deberían pensar mejor cuando nos hacen comprar lo auténtico en vez de la copia pirateada...

la ética y la moral las dictan los que mandan. los demás simplemente somos un rebaño sin voz ni voto que debe seguirles la corriente si no quiere complicarse la vida.

lunes, 23 de enero de 2006

este último finde...

genial. inusual. sorprendente. impresionante. atractivo. sensual. nocturno.

así es como veo yo este último fin de semana.

lástima de lo del hurto; de no ser por ese pequeño detalle hubiese sido tan redondo...

domingo, 22 de enero de 2006

sensación de vacío

El viernes me robaron la cartera-monedero en el metro. Un trayecto ni de diez minutos, cuatro paradas y un vagón que parecía una lata de sardinas. Mi DNI, tarjetas, fotos... Todo ha volado. Como ciudadana de Barcelona, este hecho tenía que sucederme tarde o temprano. A mi hermano le han robado unas cuantas veces. He visto como le robaban el bolso a señoras que paseaban tranquilamente. A mi novia también le sustrayeron una vez en el centro.

Yo no iba a ser diferente. Tarde o temprano me tenía que pasar.

Pero este puto pensamiento no me consuela en absoluto. Tiendo a pensar que podía haberlo evitado, que es culpa mía lo que stá pasando. No sé porqué mi mente piensa así, pero desgraciadamente esto me produce una desazón que me vacía el alma y me deja hueca.

Odio sentirme así, tan indefensa y tan pesimista.

Mi novia, la chica que lleva conmigo más de un año, casi dos (por diox!, ni yo misma me lo puedo creer), no para de repetirme que soy muy negativa. Y aún así me quiere y me hace sentirme bien conmigo misma y con un mundo que no soporto. A ella no le gusta verme así pero yo no puedo evitarlo. Es parte de mí.

"Soy un vacío de aire. Soy de tristezas, el rey..."

sábado, 7 de enero de 2006

Bienvenido seas, 2006

Ya no me gusta tanto escribir. Quizás sea porque tengo demasiadas cosas que hacer para detenerme a escribirlas todas y cada una de ellas. O quizás sea porque mi vena artística salía con mi depresión crónica-adoslescente que ahora apenas existe. Aunque no me lo crea ni yo, ahora puedo decir que toda la oscuridad que me mantenía alejada de la realidad se ha ido difuminando hasta no ser más que un humillo claro que, aunque molesta, me deja ver las cosas de otra manera.

O algo así.

Por cierto, feliz año nuevo.