jueves, 13 de septiembre de 2007

EX (o cómo decir cosas sin pensar, sólo sintiendo)

EXtraño alargar la mano y tocarte, sentirte parte de mí. Saber del cierto que piensas en mí y que tú sepas que yo pienso en tí. Quizás últimamente ese sentir se había diluido con la soledad que nos agobiaba en nuestro día a día. ¿EXcusas banales? Seguramente, pero la suerte está echada.

EXpresé bruscamente el estado de ánimo que nos sobrevolaba. ¿Te he dejado de querer? En absoluto, te sigo queriendo como ayer, como anteayer, como el último día que mantuvimos una conversación seria. Pero tú dijiste entonces algo que hizo sonar la sirena: faltaba pasión en nuestros actos. Seguíamos quieriéndonos, pero la relación se estaba deteriorando.

Ojalá no me hubiese ido de vacaciones... Pasándomelo bien no paraba de pensar en tí, de sentirte como mi única familia, como la única persona que esperaba mi llegada. Ese hecho me deprimía, me hacía sentir culpable. Te EXtrañaba demasiado, pero nunca he sido buena mostrando estas cosas y nadie lo supo ver. Tú tampoco.

EXistía una salida para "arreglarlo", para no sufrir: tirar nuestra relación por la borda, dejar de ser nosotras para pasar a ser TÚ y YO a secas. Aunque tú siempre has dicho que TÚ eras tú, que no me pertenecías... Yo te secundaba, pero no paraba de pensar que yo sí era tuya y de nadie más. Por eso te mostraba mis intimidades, el pasado que yo odiaba y que tú habías mejorado.

Ya sabías desde el principio que yo era una persona difícil. Mi Luna solía decir que en el fondo, detrás de mi fachada de pasota solitaria, yo era una mimosilla, como un cachorillo a quién querer. Pero ella decía que a la vez podía a llegar a hacer tanto daño porque sí, sin pensar, que hasta daba miedo. Ella lo sabía bien; yo la adoraba y la odiaba al mismo tiempo. Durante más de seis años, de los 15 a los 22. Claro que no fue continuo, pero fue así.

Tú también lo sabes, ¿verdad? Porque del mismo modo que te quiero, mi odio por tí también se ha manifestado muchas veces. ¿He dicho odio? Porque quererte sin poder tenerte del todo, no es fácil. Y el domingo, que estabas tan lejos teniéndote justo al lado... El domingo fue la última vez que mi sinsentido vomitó algo que, a pesar de haber sido meditado de antemano, era a priori muy difícil de hacer: dejarlo.

Te envidio. Tú tienes a gente que te anima; yo sólo he sido capaz de decirles a dos personas que lo habíamos dejado. Ahora lo saben cinco personas y no han sabido ni expresarme ánimos. ¿Sabes por qué? Porque soy buena fingiendo que no me importa cuando en el fondo me está matando... Sólo una persona, MC, ha visto como me desmoronaba, como la fachada se rompía. No puedo ser yo mismo con ellos, sólo contigo. Porque ahora sólo hay dos personas a las que les confiaría mi vida. ¿Y sabes qué? Una de ellas es mi Luna, con la que casi no tengo contacto. La otra eres tú. Sería una desgracia que me pasase lo mismo contigo.

Te quiero, pero quererte no es fácil. Yo no soy fácil.

Te quiero, pero ahora no podemos estar juntas. Ahora sólo podemos ser amigas.

Si yo no hubiese dicho que quería cortar, ¿a día de hoy diríamos que somos una EX-pareja? No lo creo, pero puede que me equivoque.

No es un adiós; es un hasta luego.

And you said
Watch my head about it

----------------
Now playing: Rufus Wainwright - Poses
via FoxyTunes

No hay comentarios:

Publicar un comentario