domingo, 16 de septiembre de 2007

mientras tanto...

Un blog personal resulta a veces incomprensible. Cada uno escribe lo que quiere, sin importarle a quién va dirigido el mensaje. Yo tengo bien claro cuál es el perfil de las personas que leen esto: gente que me conoce en el mundo carnal y que, en un sentido u otro, me importa. Y es por eso por lo que a veces me resulta incomprensible esto de los blogs: mi diario personal hecho público.

¿Qué gano? Normalmente me siento vulnerable y esta herramienta me expone mucho más. Aunque hay quien piensa que si se escribe de este modo es porque quiere ser expuesto de este modo. No sé qué pensar, pero mientras tanto sigo con lo mío.

Me jode. Lo reconozco; me jode sentirme como me siento. ¿Qué esperaba? Soy demasiado ingenua para estas cosas. Me autoconvenzo que es lo mejor, que tenemos que ser amigas, que aquí no pasa nada. Pero como siempre, me miento a mí misma. Siempre igual.

No sé si es lo mejor. No tengo ni puta idea. Lo que sé o creo es que había algo que no iba bien. Ya véis, siempre dándole vueltas al asunto. Y es que no lo puedo evitar; soy así. Ella no cambiará ni yo lo haré. No puedo prometer de la noche a la mañana que me convertiré en otra, en alguien decidido, con una seguridad de la ostia y una confianza inmensa. No, sigo sintiéndome como un cero a la izquierda, como un pelele de trapo.

No sé porqué demonios estoy escribiendo esto a estas horas de la mañana... ^^U

No hay comentarios:

Publicar un comentario