viernes, 30 de mayo de 2008

ante todo, no pierdas la calma

estoy demasiado acostumbrada a dejar que los pajaritos que tengo en la cabeza me eleven a sitios insospechados para luego dejarme caer en medio de la nada.

da igual. siempre me pasa lo mismo. debería estar más que acostumbrada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario