jueves, 29 de octubre de 2009

ideas obsesivas

y vivo mi vida
obviando lo que le dio sentido.
silencio que agrieta el alma
cuando el grito se apaga;
triste fundido en negro
tras una pantalla brillante y fría.

¿sabes qué?
duele.
escuece.
me rompo en pedazos.

voy rescatando el olvido,
enterrando mil recuerdos.
te pido que calles,
hoy no puedo escucharte.
siento como el tic-tac
nos borra lentamente
mientras otros se esfuerzan
en buscar super-glue
donde nunca hubo feeling.

¿sabes qué?
es triste.
soy triste.
estoy triste.
vivo triste a consciencia.

inmersa en dudas,
obsesionada con nimiedades,
hambrienta de ideas
y dejando escapar el Tiempo.

lo siento;
siento la pérdida que aún guardo
dos frágiles años después.

domingo, 25 de octubre de 2009

(it's just a) contradiction

ocurre que no puedo vivir contigo
pero tampoco parece que pueda sin ti.
yo quiero olvidarte de un suspiro
y al siguiente recordarte siempre aquí.
sinceramente te miento,
no sé muy bien qué va mal,
te evito cuando te estoy buscando
porque sé que no me podré controlar.

es una contradicción constante
querer que estés aquí
querer que te vayas lejos
sentir que no quiero sentir.
es una contradicción constante
querer olvidarme así
de días que me han marcado
que me enseñaron a ser feliz.
es una contradicción...

(to be continued...)

jueves, 22 de octubre de 2009

envidiando cada cigarrillo que te fumas

“Buscas en tus bolsillos; seguro que vas a fumarte otro cigarrillo. Sacas el paquete del bolsillo trasero de tu pantalón holgado. Coges uno; si no he perdido la cuenta aseguraría que es el quinto de la noche. Fumas mucho; incluso diría que demasiado. No encuentras el mechero y le pides a la chica que tienes al lado si tiene fuego. Es una chica muy mona, quizás demasiado jovencita, como la mayoría de gente que frecuenta la discoteca. Te sonríe. Le sonríes. Habláis. Entonces pienso que me gusta tu sonrisa.

Me gustas. Me gustas mucho.

No sé cómo, pero ella y tú hacéis buenas migas. Os comenzáis a besar. Yo sólo te he besado en sueños. Te acaricia el pelo, te abraza. Tú, con tu fogosidad habitual (y por las copas de más que tienes en el cuerpo), te dejas hacer. Me mareo. Noto como la rabia se apodera de mí. Eso sí, no puedo dejar de miraros. ¿Por qué me torturo? Parece que me guste flagelarme viéndote con tu conquista de la noche. Porque cada noche estás con otra chica; una diferente cada vez. Y nunca he sido yo esa chica.

Miro a mi alrededor. No fumo, pero le pido un cigarrillo a cualquiera. Toso a la primera calada pero me siento mejor.

Esto es lo más cerca que estaré de tenerte.”

lunes, 19 de octubre de 2009


(Mecano - Me cuesta tanto olvidarte)


NdA.- mierda de bollidramas baratos >.<

viernes, 16 de octubre de 2009

Vomitando palabras

"Sé que eres egoísta. Que eres cabezota. Que no das nunca tu brazo a torcer. Que siempre acabas consiguiendo lo que quieres (y lo que no es porque no le pones el empeño suficiente). Que te gusta hacerte la fuerte, no mostrar nunca un signo de debilidad. Que en tu lista de prioridades primero vas tú y luego el resto. Que te es imposible meterte en la piel de los demás.

Lo sé y aún así me pareces una persona estupenda. Porque a pesar de ser egoísta piensas en la gente que te rodea. Porque siendo lo cabezota que eres toleras y respetas las opiniones de los demás. Porque eres paciente. Porque sabes querer a la gente. Porque siempre serás esa persona que me quiso de manera incondicional a pesar de todo.

Eso sí, odio que creas que eres la causa de mi autoimpuesta soledad, que en el fondo creas que sigues siendo mi centro. No te preocupes, ya tiro adelante a mi manera. Llevo dos años tirando como puedo, no hace falta que me lo restriegues por la cara."

lunes, 12 de octubre de 2009

and life goes on

"Me imagino a mí misma dentro de una pequeña habitación blanca. Cuatro paredes limitan mi universo, mi existencia. A medida que el tiempo pasa noto como necesito más espacio y a golpes me dedico a tirar esas paredes que me asfixian. Pero detrás de ellas, a apenas dos metros de distancia de donde estaban, aparecen otras más. Eso sí, la habitación se hace más grande y aparecen a mi alrededor diversas herramientas que aprendo a usar. Lápices, bolígrafos, libretas, colores, libros, juguetes... Escribo. Dibujo. Leo. Juego.

Voy creciendo como persona.

Entonces siento la necesidad de echar de nuevo abajo las nuevas paredes; me vuelvo a asfixiar. Las tiro otra vez a golpes, con más rabia, con más fuerza, y lo que me encuentro detrás de ellas son nuevamente otros nuevos muros. Y también descubro la música, los sentimientos, la amistad, el amor... Mi habitación, mi existencia se hace grande. Todo resulta igual de exitante excitante. Y al mismo tiempo, mucho más aterrador. Pero así son las cosas y me tengo que acostumbrar a ello.

Vuelvo a escribir sobre las cosas nuevas todo lo nuevo que voy conociendo. Dibujo nuevos paisajes, nuevas caras. Leo nuevas ideas; con unas concuerdo y con otras no. Juego a nuevos juegos. Aprendo cosas que no imaginaba que pudieran existir...

Pero no todo es bueno ya. Es entonces cuando entra la maldad, el rencor, el odio, la imcomprensión. Normalmente agacho la cabeza, no soy lo suficientemente fuerte como para luchar contra ellos. Pero otras veces, contandas veces, levanto la cabeza y pienso que puedo, que soy capaz de ganarles.

Y a veces lo consigo.

Mi habitación actualmente vuelve a quedárseme pequeña. Otra vez me toca tirar las paredes, agrandar mi mundo.

La vida es así y me toca coger el toro por los cuernos."

domingo, 4 de octubre de 2009

lágrimas caducadas

"He vuelto a llorar por ti. Sí, ya sabes que soy una chica muy tonta y que lloro con facilidad. Pero no sé, ha sido otra vez por una tontería, por un hecho ya consumado y asumido. Y me da qué pensar que las lágrimas surjan por un motivo tan obvio.

Me da rabia saber que te quiero y que no podré volver a tenerte.

Creo que soy demasiado masoca sentimental y que debería dejar de flagelarme por ti, porque no vale la pena."


----------------
Now playing: Vetusta Morla - Autocrítica
via FoxyTunes