lunes, 11 de octubre de 2010

(re)educando al que está delante de la pantalla

Facebook (y su variante español Tuenti) han resultado ser la herramienta perfecta para todo voyeur: es la mirilla por la que podemos espiar a nuestros amigos/enemigos/amantes/desconocidos con muy poco esfuerzo. Todo está al alcance de un click.

Y a muchos nos preocupa esta falta de privacidad. Y no sólo en las redes sociales... ¿La propuesta? El (re)educar a todo usuario no estaría nada mal :P

domingo, 10 de octubre de 2010

ciclogénesis explosiva

La que ha caído y va a caer durante el puente del Pilar es consecuencia de una ciclogénesis explosiva. ¿Que qué es?
¿Qué es una ciclogénesis explosiva?. Las borrascas extratropicales explosivas o "bombas meteorológicas"
Francisco Martín León, meteorólogo
(para más info, pinchar aquí)

Así que tenemos un tormentón que nos aguará el puente con nombre de mujer: Paula. Bueno, total, yo no tengo fiesta el lunes... Bah, mejor me quedo en casita.

domingo, 3 de octubre de 2010

absurdidades nocturnas

"Mientras a mi alrededor se palpa la crisis del sistema (¿capitalista? ¿globalizada?), muchas de las personas de a pie nos conformamos con conseguir pagarnos dos de nuestros derechos básicos: vivienda y alimentación. Ya sea haciendo prácticas de lunes a viernes en una pequeña empresa TIC, ya sea en el guardarropía de una sala de baile los sábados por la noche, la cosa es poder conseguir dinero. ¿Condiciones legales cuestionables? Seguramente, pero yo ahora mismo no estoy para permitirme el lujo de negarme por este tipo de cuestiones (a pesar de que a la larga seguramente una parte de mí me acusará de gilipollas, pero bueno...).

Bueno, a lo que iba. La cosa es que ahora trabajo en el guardarropía de una sala de baile los sábados de 11 a 4 de la mañana. Ayer fue mi segunda noche y la verdad es que se está bien. Es tranquilo dentro de lo que cabe y la gente suele ser amable. Pero claro, la cosa es que luego tengo que volver a casa. Para ello tengo dos opciones: coger un bus nocturno o el metro, que está toda la noche abierto. Yo prefiero coger el bus si no tengo demasiada prisa en llegar a casa, así que lo estuve esperando unos 20 minutillos de nada. Total, que me veo a mí misma, sola, mirando a lo lejos con la esperanza de que el maldito bus llegue. Y entonces de la nada aparece un mamarracho. Bueno, un chaval de unos 20-largos-30-pocos. Un chaval con cara de ser el tonto del pueblo. Yo pensaba que el chico iba a la parada porque quería coger el bus. Pero no, venía para ver si yo quería rollo con él. Así, sin más. Primero me saluda, me mira y decide probar a ver si suena la campana:

- ¿Tú quieres rollo conmigo? - me pregunta justo después de saludarme.

- No - contesto yo con cara de pocos amigos.

Y no digo nada más. Él se va como si nada y yo me pregunto porque los tipos raros se piensan que pueden preguntarme este tipo de tonterías. Nolontiendo, tú..."