lunes, 27 de diciembre de 2010

Carta de despedida al 2010

"Para qué engañarnos: el 2010 será recordado por el puto mundial de fútbol con color blaugrana, siendo Iniesta el gran Elegido. Pero para mí, todo lo que me ha dado el 2010 tiene nombre de mujer: I. Ella ha sido como un ángel caído del cielo. Todo lo bueno y todo lo malo, porque momentos malos también han habido, tendrán su imprenta. ¿Y sabéis qué? Que me gusta.

Gracias, 2010."

miércoles, 1 de diciembre de 2010

I'm the Grinch again...

"Los pensamientos, como las personas, a veces se hacen circulares. Otras tantas, resultan entes quebradizos, facilmente olvidables y sin probabilidad de resurección. Pero las que no, las que perduran con el tic-tac del reloj (¿quién fue el inventor del tiempo? sé que es estúpido preguntar, pero no puedo evitarlo...), las conexiones neuronales que se usan para recordar ideas y/o recuerdos y/o pensamientos, acaban resultando ser siempre de ida y vuelta. De locos, I know. Me viene a la cabeza aquella canción de reggeaton (sí, esa supuesta música que para algunos representa a toda una comunidad... cómo si el flamenquillo nos representase a todos los españoles...) que se titula obsesión, o algo por el estilo. La podría buscar en el youtube, pero me da tanta pereza rescatar del abismo tal engendro que mejor que no. Mejor dejo el enlace y si se tercia, lo busca cada uno por su cuenta.

Y dando vueltas y vueltas como estoy dando ahora no llegaré a ningún puerto. A veces me da por pensar que si fuera más reflexiva estas cosas no me pasarían. Quiero decir, sería capaz de ir siempre al grano y no vagaría por recovecos tan tristes y agobiantes. Joer, cómo estoy mareando la perdiz hoy...

Entonces reparo en el título de la entrada actual: ¿por qué digo que soy el Grinch? Pues porque ya estamos en diciembre y la Navidad se apodera del ambiente. Hasta en el Restaurant City han empezado a celebrar el evento. ¿Y por qué empezar a escribir de pensamientos y tonterías varias cuando en realidad lo que quiero decir es que NO ME GUSTA LA NAVIDAD? Naa, nanerías. Simplemente me he acordado de cuando T. se rio de mí y me dijo en todo jocoso hará ya mucho tiempo: 'Entonces eres un Grinch'.

Sí, lo soy. Soy el Grinch. Y me gusta serlo."

PD.- no lo he podido resistir y lo he buscado.