sábado, 16 de abril de 2011

Verborrea improductiva

"(...) Entonces es cuando uno siente un miedo irracional. Ya me entiendes. Un no-sé-qué que te paraliza, que te hace vulnerable. ¿Hormonal? Quizás, nunca se sabe. En el fondo somos animales, ¿no? Vale, que tenemos la razón y tal y la inteligencia y bla bla bla, pero... ¡Qué narices! Vaya, me estoy desviando del tema, ¿verdad? Pues a lo que iba. Que es entonces cuando uno siente ese miedo tan irracional. Te paralizas y parece que cueste un mundo respirar. Te buscas el pulso, en la muñeca o en el cuello y notas cómo se ha acelerado. Miedo. Pánico. El estómago girado. Náuseas incluso.

Y no se entiende. Nada de nada. ¿Por qué tener miedo cuando no hay de qué? No sé, a veces pasa. Otras, lo ignoras, pero a veces no puedes. Es superior a ti. Quieres gritar, llorar. Te aferras entonces a tu miedo. ¿Qué es una tontería? Puede que sí, pero en el momento no lo parece.

Joer, qué tonterías las que digo, ¿verdad?

(...)"