sábado, 28 de mayo de 2011

a porrazo limpio

Para los que dicen que los indignados no saben lo que quieren:
"No hay reflexión alguna cuando se vive a ritmo de tuits. Cuando inmediatamente se tiene miles de imágenes en la nube. Cuando no se acepta una crítica. Cuando todo se clasifica como bueno o malo.

Sólo se puede reflexionar con diálogo, haciendo macerar las ideas. Entendiendo cada una de las palabras que se pillan al vuelo. Cuando hay una visión global de las cosas."


Para los que dicen que los indignados son unos delincuentes:
"La ley no es inalterable. Y menos en los tiempos que corren. Está demostrado. Se nos pide que la respetemos cuando los que lo dicen se la pasan por el forro. Así que decir así que los indignados se merecen la somanta de palos por delincuentes demuestra que no se entiende nada de nada."

Y por último, para los que se quedaron en la plaza porque creen en lo que hacen y dicen:
"¡Porrazo a discreción!"

lunes, 23 de mayo de 2011

Después del 22-M

"Esta vez no he escrito un texto pre-electoral y ahora me arrepiento. Me arrepiento porque todas los datos daban a CIU (la derecha catalana) la alcaldía de Barcelona, el santo feudo del PSC. Y así ha sido, malauradament.

De haber escrito algo, seguramente me hubiera inclinado a decir que sí, que CIU muy probablemente se llevaría muchos de los votos que cuestionan y siguen cuestionando las acciones ejercidas por el ayuntamiento durante estos últimos años. Porque hay que reconocer que han habido demasiadas sombras y muy pocas luces. Cagadas en toda regla. Pero bueno, lo asumía. Por eso hubiese escrito que, a pesar de CIU, aún nos quedarían las migajas de ICV y ERC. El único consuelo que me quedaba.

Y ni ésas.

Lo que no entiendo es que el PP (la derecha española y llena de tintes anti-catalanistas) se haya convertido hoy en la 3a fuerza política. Es de locos. Así que tenemos, de mayor a menor, los siguientes partidos (entre paréntesis el total de escaños conseguidos):

CIU (15) > PSC (11) > PP (9) > ICV (5) > ERC (2)

Miedo me da lo que pase a partir de hoy..."

jueves, 19 de mayo de 2011

y con birra en mano digo...

"Conozco a mucha gente que se muere por salir en la foto. En serio, les encanta ser el centro de atención. Y si además se suelen presentar como héroes, como salvadores de la humanidad. Vamos, lo mejor de lo mejor. Aún hoy el pueblo quiere mitos a los que seguir y es por eso que ellos, los héroes, aún existen.

Dicen que los que no se mueven no hacen nada. Que lo que importa es luchar por lo que uno cree. Y dicen que sólo hay un modo para ello. Dicen...

¿Sólo una? ¿De verdad? Qué inocencia la nuestra. Hay miles de formas.

Y se está demostrando. ¿O no?"

viernes, 6 de mayo de 2011

cómo me volví gilipollas...

"Aterrizo en un artículo del abc.es por casualidad, rebotada gracias a la ocurrencia de Spotify de limitarnos las horas de música gratis con publicidad. Sí, he buscado en google 'alternativas de spotify' y me he metido en susodicho diario. A ver, no suelo leerlo porque suele revolverme el estómago por su casposa ideología. Así que, al leer como título de noticia destacada 'El misterio de los chinos en España' (sigh), no he podido evitar sucumbir a mi curiosidad.

(Por Diox, me sangran los ojos. ¿Qué dudáis de mí? Mirad los comentarios y llorad conmigo...)

Y es que leyendo esta noticia (y será que no hay noticias más importantes), parece que se le quiere recordar al pueblo llano que está siendo invadido por un pueblo (en este caso chino) al que desconoce. Vale, podría ser benévola y concederles el beneficio de la duda, pero con las municipales YA en marcha... Pues como que no. Entre Bildu, el PSOE, la crisis, el paro y los inmigrantes, todos ya estamos suficientemente servidos.

He de comentar que he leído parte de la noticia en voz alta. Para compartir mi incredulidad con la otra persona que se encuentra conmigo y ésta me ha hecho reflexionar con una observación: en el artículo se intuye una condescendencia hacia la comunidad china que echa patrás. Se da a entender que son inmigrantes buenos. Inmaculados, trabajadores. Una joya, vamos.

La verdad es que creo que poco a poco, gracias a cositas así, sin un ápice de importacia, nos está volviendo a todos gilipollas. Porque es una burla a la razón tratar un tema como la inmigración china como si de un grupo de marsopas en las Malvidas Maldivas se tratase. Vale, existen, pero un poco más de respeto a nuestra inteligencia, por favor.

Gracias por tratarnos de imbéciles."